Duro Felguera | Cotización
NOTICIAS

Duro Felguera prevé alcanzar 41 millones de euros de EBITDA en 2023

La compañía industrial ha presentado su Plan Estratégico 2019-2023 que establece una estrategia realista y enfocada al crecimiento, la implantación de una férrea disciplina financiera y el desarrollo de un nuevo modelo de empresa.

Los accionistas han aprobado todos los puntos de orden del día entre los que destacan la reducción de capital, el contra-split y la ratificación de los consejeros.

Los resultados de Duro Felguera mejoraron en el primer trimestre de 2019 tras el saneamiento y cambios en la gestión efectuados en 2018: el EBITDA ha vuelto a la senda positiva con un importe de 1,5 millones de euros tras dos años en negativo.

La compañía ha recibido recientemente la adjudicación provisional de un contrato de 43 millones de euros con la empresa estatal argelina Naftal.

Viernes, 31 de mayo de 2019. Duro Felguera (DF), compañía española especializada en la ejecución de proyectos «llave en mano» en las áreas de energía, minería & handling, y oil & gas, ha celebrado hoy su Junta General de Accionistas en la que se ha aprobado una reducción de capital para reestablecer la situación patrimonial de la compañía y un contra-split que mejorará la operatividad del valor de cara a los accionistas.

Durante el acto, José María Orihuela, consejero delegado de Duro Felguera, ha presentado el nuevo Plan Estratégico 2019-2023 que establece una hoja de ruta realista para recuperar la senda de la rentabilidad de la compañía.

Tres pilares estratégicos

El Plan, diseñado para los próximos cinco años, se asienta sobre tres grandes pilares:

1) Una estrategia realista y enfocada al crecimiento que se apoya en los segmentos tradicionales de Duro Felguera – Montaje y Mantenimiento, Minería y Handling, Calderería Pesada, Tanques y Esferas -. En este sentido, el consejero delegado ha indicado que: «estos segmentos han sido muy rentables en el pasado, con un margen EBITDA cercano al 10% en el conjunto de estas actividades y un volumen de contratación anual estable de unos 450 millones de euros en los años anteriores a nuestra crisis». Y ha añadido: «estamos haciendo una estrategia comercial mucho más intensa en estos segmentos para impulsar su crecimiento y volverán a ser la base fundamental de nuestro negocio».

El Plan también contempla un reenfoque de la estrategia en proyectos EPC de Energía para asegurar la rentabilidad y minimizar riesgos. Para llevarlo a cabo, la compañía concurrirá en solitario en proyectos de hasta 150 millones de euros, y siempre con socio en proyectos de mayor volumen. Se posicionará en segundo plano en grandes proyectos EPC haciendo sólo ingeniería y montaje.

Además, la compañía crecerá en los segmentos de renovables y líneas eléctricas mediante alianzas y/o adquisiciones selectivas. A este respecto, José María Orihuela ha apuntado que: «vamos a apostar de manera decidida por las renovables como segmento de expansión a corto plazo. Este segmento es el que tiene mayor mercado accesible para nuestra compañía, con un volumen de inversión superior a los 200.000 millones de euros».

Además, la compañía contempla enfocar su presencia geográfica en sus mercados principales – España, Portugal, México, Perú, Argelia, Colombia, Chile y Oriente Medio todos ellos con vocación de permanencia. Además, se analizarán de manera selectiva oportunidades en otros mercados estables.

2) Disciplina financiera y la máxima eficiencia, priorizando la generación de caja y el ahorro de costes tanto en estructura como en proyectos.

Respecto a la disciplina financiera, la compañía implantará una cultura de generación de caja en todos los contratos, asegurará la autofinanciación de los contratos y primará la rentabilidad frente al crecimiento.

La búsqueda de una mayor eficiencia es otro de los ejes principales de la compañía y, en este contexto, optimizará los procedimientos de compras para ahorrar costes, reforzará su ingeniería desarrollando soluciones técnicas creativas y mejorará la rapidez en la toma decisiones.

3) Un nuevo modelo organizativo liderado por ejecutivos con dilatada experiencia en el sector y una nueva organización. Esta organización está centrada en la generación de caja aspirando solo a nuevos contratos con riesgos controlados, potenciando la excelencia técnica y ejecutando proyectos eficazmente.

El nuevo modelo organizativo contempla una separación entre los ámbitos de Comercial y Producción. La Dirección Comercial ordenará toda la acción comercial de la compañía e impulsará el crecimiento. La Dirección de Producción por su parte aglutina todos los contratos y es el centro de excelencia en la ejecución de proyectos rentables. Además, la compañía ha agrupado todos los centros de conocimiento en la Dirección Técnica.

En este sentido, el consejero delegado ha apuntado que: «estas áreas son clave para diferenciarnos tecnológicamente y mejorar nuestra competitividad en un entorno cada vez más complejo y exigente. Darán apoyo transversal a nuestra actividad desde la fase de identificación de oportunidades hasta el cierre de los contratos».

Principales magnitudes del Plan Estratégico 2019-2023

En el marco del Plan Estratégico, la compañía ha realizado una previsión de las principales magnitudes que espera alcanzar en 2023. En este sentido, prevé un aumento de la cifra de contratación desde 260 millones de euros en 2019 hasta 850 millones en 2023.

Los ingresos, que han caído de forma progresiva por el menor ritmo de contratación de los últimos años, aumentarán también desde 450 millones de euros en 2019 hasta 712 millones en el año 2023. El EBITDA por su parte, mejorará hasta alcanzar 41 millones de euros en 2023, lo que supone un margen cercano al 6%. Además, contempla una mejora del resultado neto hasta 24 millones de euros en 2023.

Evolución 2019

La compañía está plenamente volcada en aumentar las cifras de contratación. En estos cinco primeros meses de 2019 ha alcanzado 84 millones de euros en contratación superando así el volumen contratado de todo el ejercicio 2018.

Entre enero y mayo del presente año, Duro Felguera ha firmado nuevos contratos con ExxonMobil en Estados Unidos, Borealis en Bélgica, Hellenic Petroleum en Grecia y BP en Azerbaiyán. En España, tanto Cepsa como Repsol-Petronor han adjudicado proyectos a Duro Felguera.

En el mes de mayo, la compañía ha recibido la adjudicación provisional de un contrato de 43 millones de euros con la empresa estatal argelina Naftal.

Además, a principios de mayo, la compañía ha firmado un acuerdo de colaboración con HUNOSA para energías renovables, con especial foco en proyectos de biomasa en Asturias.

Aprobación de todos los puntos del orden día

Los accionistas de la compañía han aprobado todos los puntos del orden del día:

  • Cuentas anuales, informe de gestión y estado de información no financiera.
  • Ratificación de consejeros: D. José María Orihuela Uzal, Dña. Marta Elorza Trueba, D. Alejandro Legarda Zaragüeta, D. Juan Miguel Sucunza Nicasio, Dña. Loreto Ordóñez Solís.
  • Reelección como auditores de la Sociedad y su grupo consolidado a Ernst& Young, S.L. para el ejercicio 2019.
  • Reducción de Capital Social mediante la disminución del valor nominal de la totalidad de las acciones de la Sociedad, esto es de las 4.800.000.000 de acciones en circulación, en un importe total de 43.200.000 euros, esto es, en 0,009 euros por acción hasta un valor nominal de 0,001 euros por acción.
  • Agrupación de Acciones (contra-split) y cancelación de las acciones en que se divida el capital social al tiempo de ejecutarse el acuerdo, para su canje por acciones de nueva emisión, en proporción de una acción nueva por cada cincuenta antiguas, con elevación del valor nominal de las acciones de una milésima de euro (0,001 €), una vez ejecutada la reducción de capital social, a cinco céntimos de euro (0,05 €), sin modificación de la cifra de capital social, con la consiguiente reducción del número de acciones representativas del capital social en circulación.
COMPARTIR
Compartir en linkedin
Compartir en twitter